Categoría Noticias. Publicado el 22 de diciembre de 2021

Hospital Escuela: Informan sobre algunas recomendaciones a tener en cuenta para el cuidado de la piel en el verano

En este sentido, la Responsable del Servicio de Dermatología, del mencionado Centro Asistencial, Dra. Gabriela González Campos, remarcó que “el verano es la época de prevenir, desde la estética y la salud de la piel”.

Por lo que agregó “ el sol nos acompaña, es lindo estar al aire libre, pero hay que cuidarse, no exponerse en los horarios de mayor intensidad, entre las 10 y 16 horas, es importante priorizar los escalones de protección, en primer lugar la sombra, natural o artificial, usando sombreros, ropa adecuada, con filtro, anteojos y no olvidar el factor de protección solar”.

Al tiempo que, agregó más datos sobre cómo usar el protector solar de forma correcta. “El protector solar es importante, aunque uses sombrero y estés a la sombra ya que el sol rebota en la arena y se multiplica y esas radiaciones lastiman la piel, es también importante reaplicarlo cada dos horas, media hora antes de salir a la playa o al aire libre, porque después uno lo hace a las apuradas y no logramos una correcta aplicación”.

También, la Profesional se refirió al cuidado de los niños. “Si tenemos niños hay que tener presente que somos responsables de ellos, el niño hace lo que observa en el adulto, por lo que debemos ser el ejemplo, hay que acostumbrarlos a usar sombreros, una remerita, acostumbrarlos a no jugar al sol, en los horarios no permitidos”.

Asimismo, afirmó que es importante utilizar protector solar para niños, no deben usar los de los adultos”.

En relación a la pregunta de cuánto protector hay que utilizar, la Dra. González Campos afirmó que “9 cucharaditas de té de protector o el tamaño de una pelotita de golf, para todo el cuerpo seria la cantidad necesaria para asegurar la protección, recalcando la importancia de reaplicar cada dos horas”.

Finalmente, aclaró que la protección ideal tendría que tener un factor de protección solar que ser de 30 para arriba. “Es una protección alta, el producto debe tener detallado la protección UVB, superior a 30 y el producto también debe tener protección contra la radiación UVA, lo cual debe estar expresado en la etiqueta del producto. Estas dos radiaciones, son ambas nocivas y su acumulo en la piel producen envejecimiento, manchas y cáncer de piel”.



Imágenes

actualizando hipofisis