Categoría Capacitación. Publicado el 27 de julio de 2018

Hospital Escuela: está disertando el Dr. Luis Boeer, sobre nuevos tratamientos para enfermedad inflamatoria intestinal

Está disertando en el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” del Hospital Alemán de Buenos Aires, el doctor Luis Boeer, sobre los nuevos tratamientos para enfermedad inflamatoria intestinal.


En el encuentro están participando gastroenterólogos, clínicos, generalistas de la Provincia.


En este sentido, desde el Servicio de Gastroenterología del Hospital Escuela destacan la importancia de la actualización para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales.


¿Qué son las enfermedades inflamatorias intestinales?

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) son trastornos crónicos que afectan principalmente el intestino, ocasionando a menudo dolor abdominal recurrente y diarrea crónica. Estas enfermedades aparecen principalmente entre los 15 y 35 años, afectando tanto a hombres como mujeres.


¿Cuántos tipos hay?

Los dos tipos de enfermedades inflamatorias del intestino son: la enfermedad de Crohn (EC) y la Colitis Ulcerosa (CU). Ambas tienen muchas similitudes entre sí, siendo a veces difícil distinguirlas. Existe una tercera EII, denominada Colitis Indeterminada, la cual comparte características de ambas enfermedades y sólo la evolución puede determinar su diagnóstico final.


La Colitis Ulcerosa solo afecta la mucosa del colon (o intestino grueso), mientras que la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, comprometiendo toda la pared intestinal (transmural).


¿Cuáles son las causas?

Si bien se las ha relacionado con factores genéticos, inmunológicos y ambientales, las causas aún se desconocen. En estas patologías sucede que, por causas que aún no han sido determinadas completamente, el propio sistema inmune ataca diversos componentes de la flora intestinal y provoca inflamaciones crónicas que afectan el intestino y el aparato digestivo, entre otros órganos.


Si bien la causa exacta de la enfermedad se desconoce, se conocen varios factores que incrementan la susceptibilidad para padecerla, como son:


Factores genéticos: ser familiar de primer grado de personas afectadas por la enfermedad (EII).

Tabaquismo: si bien resulta ser protector para la Colitis Ulcerosa, puede resultar perjudicial para la enfermedad de Crohn.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

El síntoma más característico de la enfermedad de Crohn es la diarrea con sangre. Pueden añadirse otros síntomas, como:

Fiebre

Dolor abdominal

Síndrome rectal (pujos: Mucosidad o porción muy pequeña de excremento, mezclada con mucosidad sanguinoleta, tenesmo (Contracción violenta y dolorosa), urgencia defecatoria.

Pérdida de peso.

La enfermedad de Crohn suele manifestarse con alteraciones digestivas inespecíficas que aparecen con carácter recurrente, generalmente en pacientes jóvenes. Los síntomas asociados más frecuentes son el dolor abdominal y la diarrea, aunque también pueden presentarse proctorragia (es un tipo de hemorragia que consiste en la pérdida de sangre roja o fresca a través del ano, bien sola o asociada a las heces), pérdida de peso con déficit nutricional, fiebre, dolores articulares y afectación anal, entre otros. En los niños se puede notar retraso en el desarrollo de la talla y el peso.


Imágenes

actualizando hipofisis actualizando hipofisis