Categoría Recomendaciones. Publicado el 27 de noviembre de 2017

Hospital Escuela: informan a diabéticos sobre el cuidado diario de los pies para evitar complicaciones

 Desde el Hospital Escuela de Agudos "Dr. Ramón Madariaga" recuerdan a personas con diabetes que deben prestar especial cuidado a sus pies. En este marco informan sobre la higiene de los pies, la correcta elección de zapatos y medias.

Al tiempo que recuerdan, el primer viernes de cada mes, a las 7:30 horas, en el Salón de Usos Múltiples del Hospital Escuela se realiza una charla abierta de diabetes destinadas a pacientes y a la comunidad en general. En la que disertan profesionales del mencionado Centro Asistencial. La actividad es totalmente libre y gratuita.


Inspección de los pies

Revisá tus pies todos los días.

Observá el talón, la plata y los espacios entre los dedos.

Usá un espejo para poder mirar cómodamente.

Pedile a otra persona que te ayude.

Higiene del pie

Lavá tus pies todos los días.

Utilizá una toalla exclusiva para el secado entre los dedos.

La temperatura del agua debe ser menor a 37 ºC (tibia).

El tiempo de lavado no debe ser muy largo.

Cuidado de la piel, las uñas y las callosidades

Hidratá la piel de los pies con cremas.

No apliques crema entre los dedos de los pies.

Cortate las uñas con ayuda (puede ser un familiar o un podólogo).

El corte de las uñas debe ser en línea recta, aunque es preferible limarlas.

No las cortes más allá del límite de los dedos (1-2 mm).

Si tenés las uñas engrosadas, de color diferente al habitual es probable que tengas

algún hongo o una infección, motivo por el cual deben ser tratados por un podólogo.

Si tenés callos tratalos con un podólogo pero asegurate que no utilice callicidas.

Zapatos

Evitá caminar descalzo.

Revisá y tocá la parte interna del calzado para asegurarte que no haya nada que te


lastime.

Quitate los zapatos 10 a 15 minutos al día, cada 3 horas.

No uses calzados apretados.

No uses calzados con bordes o costuras internas irregulares.

No uses calzados abiertos tipo sandalia u ojotas.

Usá calzados que te permitan mover los dedos del pie.

En la medida que puedas, usá zapatos de materiales hipoalergénicos, absorbentes.

Que la suela sea de goma de alto impacto.

Que la altura de la caña del calzado llegue hasta debajo de los tobillos.

Cuando te compras un zapato nuevo probalo de pie, a ultima hora del día (que es cuando los pies están más hinchados).

Usá el calzado nuevo en forma gradual, de a poco.

Medias

Usalas siempre. cambialas todos los días.

Que sean claras y de algodón.

Usá medias sin costuras o que tengan costuras hacia afuera.

Evitá usar medias que sean ajustadas o que lleguen hasta la rodilla.

Revisa si hay marcas o secreciones en el tejido de las medias.


Imágenes

actualizando hipofisis